Blogia
naturactiva

EL KOALA

EL KOALA El Koala es un animal muy perezoso. Vive en los zoos a una buena temperatura. Tambien viven en una clase de arboles pero por sus ramas. Al ser animales nocturnos los koalas tienen un buen oido sinenvargo la vista no la tienen muy buena.

Los koalas se alimentan casi exclusivamente de las hojas y corteza, así como de los frutos del eucalipto. En toda Australia solo aprovechan poco más de 70 de las cerca de 500 especies de eucaliptos conocidas, incluso en algunos lugares sólo 5 ó 7 especies. Dentro de una zona delimitada normalmente no se aprovechan más de dos o tres especies de eucalipto como fuente de alimento. Muchos otros árboles, incluidos los que no son eucaliptos, son usados como fuentes de alimentación o para otros fines (por ejemplo, para descansar o dormir).

Un koala adulto necesita entre 200 y 400 gramos de hojas al día. Son muy exigentes a la hora de elegir sus alimentos: primero estiran un brazo y cogen con mucho esmero algunas de las hojas elegidas; luego las olisquean con cuidado antes de darles un bocado; y, por último, las mastican hasta hacerlas una papilla y se las tragan. Los koalas beben muy pocas veces, se cree que koala significa ‘no bebe’ en el lenguaje aborigen. Sacian la sed fundamentalmente a través de la abundante agua de las hojas de eucalipto. También obtienen agua de las gotas del rocío y de la lluvia. No obstante, en las estaciones secas y a pesar de los riesgos que corren, van hasta las aguadas.

Los dientes del koala están adaptados para comer hojas de eucalipto. Estos animales recogen las hojas con los incisivos superiores e inferiores. El hueco entre los incisivos y las muelas permite que puedan mover las hojas de un lado para otro con la lengua sin morderse. Las muelas tienen una forma especial que hace que también puedan trocear la comida, en lugar de solo triturarla. De este modo, los dientes quitan la humedad a las hojas y destruyen la fibra de estas, de modo que facilitan la digestión.

El eucalipto les aporta azúcares, almidón, grasas y proteínas. En un proceso digestivo relativamente largo, se extraen el agua y los alimentos aprovechables. Como sus alimentos son difíciles de digerir, poco energéticos e incluso tóxicos, los koalas tienen un apéndice que es muy largo (hasta 2,5 metros). Aquí las bacterias ayudan a digerir las fibras y permiten que se dé una especie de fermentación. Además, su lento metabolismo hace posible que se almacene el eucalipto durante bastante tiempo, en el que se pierde la mayoría de la energía. Así mismo, les lleva a un bajo consumo de energía, que es inferior al del resto de los animales herbívoros.

Los koalas tienen un sistema inmunitario muy débil, que les hace propensos a todo tipo de problemas, como enfermedades respiratorias, digestivas y urogenitales, úlcera de estómago, cáncer, deshidratación y atrofia muscular. Asimismo, tienen una gran tendencia a padecer de estrés que, sumado a su gran actividad en la época de apareamiento, provoca que sean más vulnerables a enfermedades en ese período. Además, suelen sufrir infecciones de clamidia. Cuando llueve, a los koalas enfermos se les queda el pelaje húmedo. También las garrapatas se les pegan con gran facilidad. Por si fuera poco, los koalas más viejos pueden llegar a morir de hambre por el desgaste de sus dientes, ya que no son capaces de seguir masticando las hojas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres